La engañada de Thomas Mann

La engañada de Thomas Mann

Título: La engañada

Autor: Thomas Mann

Editorial: Sudamericana

Año de publicación: 1995

Número de páginas: 144

La novela nos cuenta la historia de Rosalie von Tummler, una mujer de 50 años, viuda hace diez, que vivía en Alemania con sus dos hijos: Anna y Eduard. La señora estaba realmente apenada al estar experimentando la menopausia. Sentía que con ella, cosa natural que ocurre a todas las mujeres en algún momento de su vida, ya no era útil, no servía para nada.

Sin embargo, este malestar es reducido con la aparición y el consecuente enamoramiento de la mujer hacia Kean Keaton, un norteamericano de 24 años que impartía lecciones de inglés a Eduard.  El profesor, empieza a traspasar los límites de sus funciones, ayudado por Rosalie, quien se encarga de invitarlo a cenar diariamente, luego del dictado de las clases a su hijo.

Con el paso del tiempo y el acrecentamiento de su interés por el joven que tiene la misma edad que Eduard, Rosalie empieza a perder los estribos, llegando a sincerarse con su propia hija acerca de sus sentimientos. Sostiene que con su llegada se siente más joven, que está experimentando cosas que creía enterradas para siempre, como por ejemplo, la menstruación y sus tradicionales dolores que, inexplicablemente, reaparecen…

Esto último, es considerado por Rosalie como una señal de la naturaleza, dándole el okey,  diciéndole que no debe avergonzarse por sus sentimientos y que está a la altura de la virilidad del joven. Sin embargo, sus hijos no avalan lo que siente y deciden,  por lo tanto, poner fin a las lecciones de inglés para alejar a Ken de su madre; más aun teniendo en cuenta el contexto social y la época en la que viven, en donde la moral y los prejuicios estaban en la punta de la lengua: que una mujer de cincuenta años y viuda salga con un joven de la edad de su hijo, no iba a provocar comentarios demasiado simpáticos. Esto, sumado a otras circunstancias que se detallan en la novela, actúa como un obstáculo para una historia de amor que podría haber sido y no fue.

El libro es muy breve y se lee de un tirón. De todos modos, no es una historia que llegó a encantarme, creo que le falta más fondo, más desarrollo del contexto que dé sentido y explicación a tantos miramientos de la protagonista al verse enamorada de un joven.

El núcleo temático es muy sencillo y se reduce al conflicto antes mencionado y la búsqueda de solución para el mismo, con la ayuda de Anna. Creo que no se llega a mostrar claramente la situación de la mujer y lo esperado para el sexo femenino en aquel momento histórico, aunque sin dudas, la historia funciona como un pequeño acercamiento a dichas cuestiones.

En cuanto a los aspectos positivos, valoro la inclusión de dos personajes femeninos complementarios como son Anna y Rosalie, a través de los cuales podemos ver dos modos diferentes de concebir el mundo – desde la óptica y la base de ser mujer-. Asimismo, la convergencia entre el deber y el querer, manifestada y portada por la protagonista, es de lo más destacable de la obra.

Con respecto al final, me dejó un sabor amargo, un poco de rabia y algunas cuantas enseñanzas, que, por supuesto, me guardaré para mí misma y las dejaré en suspenso para que ustedes vayan a averiguarlas. Muchas gracias por leerme!  

                                                                                                            Antonella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s