Madame Bovary de Gustave Flaubert

            Título: Madame Bovary

            Autor: Gustave Flaubert

            Editorial: Edicomunicación, S.A.

            Año de publicación: 1994

            Número de páginas: 313

Madame Bovary narra la trágica historia de la familia Bovary. Su protagonista, Emma, se casa con Carlos, un aburrido médico que la ama profundamente. Sin embargo, ella, motivada por las historias literarias de amor que consume asiduamente, no se conforma con esto. Quiere experimentar lo que narran los personajes de las novelas de amor que lee -y que su marido no le ofrece- y, movida por ello, se sumerge en el peligro de ser profundamente juzgada por la sociedad, iniciando amoríos con dos hombres de su pueblo: Rodolfo y León.

De todos modos, no logra alcanzar la satisfacción, ya que estas aventuras no culminan de la mejor manera, como tampoco la historia que nos presenta Flaubert. Emma, al mismo tiempo en que se envuelve en mentiras para cubrir sus infidelidades, se va hundiendo económicamente, al comprar más de lo que puede pagar, ya sea por aparentar o por cubrir los gastos que implican sus escapadas amorosas. Y es así que la poca fortuna que había adquirido Carlos, se esfuma como arena entre los dedos.

En definitiva, en vez de enmendar aquello que no le gustaba, Emma continúa sumando problemas a su existencia, de la cual, llegado el desenlace se vuelve tan insoportable, que quiere escapar.

El libro es interesante y, en general, me ha gustado la manera en la que el autor resuelve los conflictos del mismo. Sin embargo, su lectura suele ser lenta y por momentos tediosa, debido a los innumerables pasajes descriptivos, que para mi gusto son excesivos. De todas maneras, valoro el tratado de la temática de la infidelidad, novedosa para la época, tanto que el libro fue mal visto por los moralistas del momento, pensando que incitaba a las mujeres a llevar a cabo adulterios.

Y es que un personaje como Emma fue peculiar en aquel entonces y, si bien valoro la valentía, la libertad y el empoderamiento, por así decirlo, de la protagonista, debo confesar que he entablado con ella una relación de amor –  odio.

Como dije antes, destaco una serie de virtudes en Emma, pero al mismo tiempo me ha parecido tan caprichosa, desleal, desagradecida, narcisista, egoísta y materialista, que en varias oportunidades me dieron ganas de cerrar el libro y no volver a abrirlo. Por otro lado, Carlos, que ha pecado de ingenuo y se pasa de bueno, también me ha hecho sufrir bastante. ¿Cómo puede ser que alguien esté tan sumergido en su trabajo que no sepa lo que ocurre en su propio hogar?  

Como verán, esto es señal de que los personajes están muy bien construidos por Flaubert y presentan una profundidad inmensa, mostrando las ambivalencias y contradicciones propias de todo ser humano. Al autor, no le interesa dar pinceladas perfectas, sino que pretende mostrar de manera real los conflictos y vaivenes de los hombres y mujeres que habitan en sus páginas. Tengamos en cuenta que pertenece al realismo, por lo que esta intención está marcada de antemano y se observa claramente en las ya mencionadas descripciones, en la presencia de la burguesía, en la incrustación de la historia en el entorno económico y social y en la denuncia de los males que afectan a la sociedad de aquel entonces.

En conclusión, recomiendo la lectura de este libro, pero advierto que requiere de mucha paciencia, sobre todo al comienzo, en donde el autor nos pinta el panorama. Una vez pasado este obstáculo y metidos de lleno en el conflicto, aseguro que la historia va a ir poco a poco atrapándolos, queriendo saber qué pasa con esta mujer infiel y su familia.

Gracias por leer!

Anuncios

2 comentarios en “Madame Bovary de Gustave Flaubert

  1. Madame Bobary es una historia escrita hace muchos años.
    Es una buena novela, sin embargo adolece del mal de la época, las descripciones extensas que aburren.
    Ahora se intercalan con acción.
    Pero ojo, no es un defecto, sino una costumbre de una época donde el tiempo sobraba.
    Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. La danbrownización de las novelas bestseller de hoy en día también se puede tildar como un mal de la época contemporanea, o qué decir de tuiteras que triunfan en librerías con libros de poemas que malgastan papel para cuatro frasecitas que solo pueden servir de inspiración a quién no tiene demasiado bagaje cultural.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s